Manual de convivencia - CAPÍTULO TERCERO

Índice del artículo

 

CAPÍTULO TERCERO

DE LA COMUNIDAD CLAUSTRISTA

 

ARTÍCULO 21. LA COMUNIDAD CLAUSTRISTA Y SUS RESPONSABILIDADES.

 

La Comunidad Claustrista está conformada por las Directivas del plantel, los Alumnos del Colegio, sus Padres o Acudientes, los Profesores, los Coordinadores de Etapa, los Exalumnos, los miembros del Personal Administrativo y del Personal de Servicios.

 

Todos los miembros de la Comunidad Claustrista se encuentran especialmente obligados a:

Conocer y respetar la Constitución Política de Colombia, en particular lo relacionado con el Título II, "De los Derechos, las Garantías y los Deberes".

Fomentar la solidaridad, la tolerancia, el compañerismo, el espíritu de colaboración con la sociedad y el Colegio y estimular la fe en Colombia, sus gentes, sus leyes, su paz y su futuro.

Conocer y apoyar el Proyecto Educativo Institucional (PEI) del Claustro Moderno; cumplir y hacer cumplir sus Principios Generales y participar en su cumplimiento, su evaluación y sus aplicaciones.

Actuar como constructores de paz, promotores y defensores de los derechos humanos y aceptar que los derechos de los niños y jóvenes de menor edad prevalecen siempre sobre los de más edad.

Fomentar el respeto a las diferencias y la no discriminación por razones de sexo, raza, origen o religión.

Ejercer la honestidad y la responsabilidad como patrones permanentes de comportamiento individual y social.

Respetar los símbolos patrios e institucionales y entonar con espíritu cívico el Himno Nacional, el Himno de Santa Fe de Bogotá y el Himno del Claustro, cuando corresponda.

Cumplir las instrucciones, resoluciones y acuerdos del Consejo Directivo, el Consejo Académico, el Comité de Convivencia y la Rectoría del Claustro.

 

ARTÍCULO 22. BIENESTAR COMUNITARIO Y MEDIO AMBIENTE ESCOLAR.

Todos los miembros de la Comunidad Claustrista se encuentran comprometidos a:

Preservar el ambiente y las excepcionales condiciones naturales de la finca Zarauz, sede del Colegio, especialmente en lo que se refiere al cuidado de las plantas, de los prados, de los nacimientos de agua, de las cascadas y quebradas, y de respetarlas aves y los peces con quienes habrán de compartir en todo momento un espacio común.

Prevenir y controlar los efectos nocivos dela explotación de los recursos naturales no renovables.

Preocuparse y ejercer acciones directas para preservar la atmósfera, las aguas en cualquiera de sus estados, la tierra, el suelo y el subsuelo, la flora, la fauna, las fuentes primarias de energía y el paisaje.

Abstenerse de fu mar y velar porque nadie fume en cualquier recinto cerrado del Colegio.

Mantener las instalaciones del Claustro en perfecto estado y abstenerse de arrojar basuras o desperdicios fuera de los sitios indicados y recogerlos siempre que los encuentre a su lado o en su camino.

 

ARTÍCULO 23. REGLAS DE HIGIENE PERSONAL, DE PREVENCIÓN Y DE SALUD PÚBLICA.

Todos los miembros de la Comunidad Claustrista se encuentran comprometidos a observar normas básicas de aseo personal y de salud individual, tales como:

Bañarse diariamente utilizando jabones y demás productos de aseo, preferiblemente biodegradables.

Mantener las uñas, el cabello, la ropa y el calzado limpios y en buen estado.

Procurar tener siempre un aroma corporal agradable y un aliento fresco.

Lavarse las manos antes de comer y después de utilizar los servicios sanitarios.

Seguir una dieta alimenticia sana y adecuada.

Abstenerse de consumir productos que contengan sustancias psicoactivas y rechazar personas que las ofrezcan o que induzcan a su consumo.

Informarse acerca de las verdaderas consecuencias y efectos colaterales que produce en el organismo el consumo de alcohol, drogas o tabaco.

Aplicarse las vacunas y medicamentos que requiera para prevenir enfermedades o restablecer la salud.

PARÁGRAFO: Cualquier miembro de la Comunidad Claustrista que sufra alguna enfermedad contagiosa podrá abstenerse de asistir al Colegio durante el período de contagio y el padecimiento de la enfermedad.

ARTICULO 24. LOS BIENES PERSONALES Y LOS DE USO COLECTIVO.

Todos los miembros de la Comunidad Claustrista se encuentran obligados a:

Utilizar con pulcritud y mantener en perfecto estado los muebles, pupitres, mesas, sillas, casilleros, equipos, baños y demás implementos de uso colectivo, que son indispensables para la prestación del servicio educativo, de transporte y de alimentación. Los daños y reparaciones ocasionados por su uso indebido quedan bajo su responsabilidad.

Tomar conciencia del esfuerzo que significa adquirir bienes que facilitan el desarrollo personal y comunitario, lo cual se traduce en el empeño por su defensa y conservación.

Respetar la naturaleza y destinación de los bienes propios tanto como la de los bienes de los demás.

Próximos eventos

Sorry, we currently have no events.
View All Events